UNA BUENA POSE

Una buena ejecución del piano sólo es posible si nos encontramos sentados cómodamente. Por lo tanto, al comienzo de cada lección o práctica, debemos colocar el banco del piano de modo tal que se encuentre a la mejor altura para tocar y a una distancia adecuada del piano.

La mejor altura es la que permite que el codo y el brazo caigan libremente desde el hombro, y además que el antebrazo se ubique paralelamente al piso mientras éste y la mano mantienen su forma natural—el modo en el cual están cuando la mano cuelga al costado del cuerpo.

La mejor distancia es la que permite que nuestros codos descansen ligeramente en frente de nuestra línea central, mientras nuestras manos se encuentran en una posición natural sobre el teclado, y enfrente a los codos.

La espalda al descubierto es una gran opción en la puesta en escena, tenga presente que en nada ayudará en la digitación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: